miércoles, 17 de noviembre de 2010



7. Nina: Hazla reír.
Lo que más le gusta a una mujer de un hombre es cuando la hace reír y le produce curiosidad.
No es importante que tus primeras palabras tengan sentido si la hacen reír o le crean curiosidad.  Puedes empezar con un “Ey” y luego esperar a ver qué pasa. O puedes inventarte una historia divertida sobre tí.
NI: Puedes ser el amigo graciosete o el cabrón del que espera las llamadas. Tú mismo, chaval. 
Repite conmigo: no quieres ser su amigo. No quieras cruzar esa línea. Ese despiadado momento.
Me refiero a ese preciso instante en el que una pseudoamiga cruza la línea que la convierte en amiga y la aleja para siempre del polvo que estabas esperando.
Es una línea fina e incomprensible que se cruza sin más, de repente. Chas.
Ni Rubicón ni hostias.
Un día, porque sí, sabes que es tu amiga.
Estás jodido.