martes, 4 de enero de 2011

>nadaimporta
Secreto nº3: ¿Es lo suficientemente fea?
La belleza está en los ojos de quien mira.

Y una mierda.
Ese proverbio no lo escribió Olivier Martinez. Ya me entienden.
Una tía buena que sabe que está buena es un coñazo. Adorar a la reina inaccesible y todo ese rollo por culpa de demasiados años de babosos y zorras envidiosas. Búscate otro perro, princesa.
No merece la pena.
Un hombre madura cuando busca ese grado mínimo de fealdad que la hace atractiva pero no imbécil.